Escritora Mormona gana varios  premios en el género cuento infantil

La inocencia y su experiencia de servicio, son su inspiración

Noticia

¿Cuántos de nosotros no hemos soñado y vivido los cuentos de hadas?. Ellos encierran enseñanzas.  Los niños son los más beneficiados al leerlos, porque se sumergen en mágicos mundos donde pueden aprender y aprehender y ¿por qué no? también pueden formar parte de su vida.

¿Y quienes traen esta magia a nuestra vida?, pues grandes literatos, cuya obra mayor es crear por medio de palabras: escenas, paisajes, personajes  y nos hacen vivir emociones como tristeza, felicidad, amor y contradicción. Nos deprimen, nos motivan, nos dan fuerza y nos educan. ¿Quién no leyó un cuento sin recibir enseñanza?  

Sin lugar a duda, estos talentosos hombres y mujeres que escriben para hacernos soñar, merecen un tributo, como Carolina Maldonado Leyes, una boliviana, licenciada en literatura, graduada de la Universidad Mayor de San Andrés y varias veces ganadora del Premio Nacional de cultura. Nació en la ciudad de Cochabamba, es miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, sirvió como misionera de tiempo completo de esta Iglesia en la ciudad de Santa Cruz y contrajo matrimonio con Juan Ángel Rodríguez con quien tiene tres hijos.  A corta edad ya recibió varios premios por sus obras:

“Las aventuras de Pedro y Chana, su primera obra infantil, una mágica aventura por la selva” gana el XIII Concurso Nacional de Literatura Santa Cruz de la Sierra, el 2011

“Odisea hacia una ciudad perdida” el 2013, se consagró entre los siete cuentos ganadores del “I Concurso Nacional de Cuento Infantil basados en Mitos y Leyendas Bolivianas”, organizado por el Centro Cultural Simón I. Patiño (Santa Cruz).

“Hija del Illimani” el 2013, obtiene el Primer Lugar en su categoría en el I Concurso Municipal de Literatura Infantil “Historias chiquitas y ch’ukutas: Yolanda Bedregal 2013” (La Paz).

El 2014 gana nuevamente el Primer Lugar con su libro “Ni molinos, Ni gigantes” en el “Concurso Nacional de Literatura Santa Cruz de la Sierra 2014”.

El año 2015, Carolina se aventura en la ilustración y publica el libro álbum Julieta Rabieta.

Sus más reciente obra es “Archi y las trenzas de Eliana”, novela que aborda el tema del Bullying escolar.  Carolina gana el V Premio Nacional de Literatura Infantil, por el cuento “Ismael y la ciudad de los dragones”.

 

En una entrevista realizada por notiviasmormonas.org.bo, ella nos cuenta su vida e inspiración:

SPM.: ¿Quién es Carolina?

Carolina: Mi familia conoció la Iglesia cuando yo tenía 8 años. He tenido diversos llamamientos, pero sobre todo creo que Dios quiso tenerme en la Primaria (organización de Niños/as entre 1 a 11 años de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días)  por mucho tiempo. Ahora veo que estar casi toda mi vida rodeada de niños me dio la visión y el cariño de escribir para ellos.

Serví en una misión de tiempo completo en mi país (Misión Bolivia – Santa Cruz) el año 2002 al 2003. Puse mi carrera en espera para hacerlo, pero mucho de lo que viví y aprendí en mi misión me ha hecho la persona que soy, como escritora y maestra. Mi primer libro fue inspirado por mi primera área (Riberalta – Beni) en la que serví.

Al volver, retomé mis estudios y un año antes de finalizarlos, me sellé en el Templo con mi amado esposo Angel Rodriguez. Nuestro primer bebé, Santiago, llegó pronto y con él nació también en mí, el deseo de escribir para niños. Empecé a escribir mi primera novela cuando Santi tenía 8 meses, pero no fue sino hasta cinco años después, cuando ya teníamos dos hijos, que me animé a presentar mi obra a un concurso, el cual gané. Ese fue un impulso para mí, y en una noche de Hogar, cuando nos pusimos metas personales y como familia, una meta mía fue escribir y publicar en lo posible un libro al año. En estos 7 últimos años, he publicado 5 libros propios, y algunos otros cuentos en libros de varios autores.

SPM: ¿Cuál es tu inspiración?

Carolina: Los niños, mis hijos. He aprendido a ver lo maravilloso y mágico de la niñez. No sólo la inocencia, el amor y la pureza de ellos; sino también la diversión, inquietud por lo nuevo y la alegría que los caracteriza. En la niñez hay mucho de lo que podemos aprender. Y yo escribo cómo y lo que escribo porque quiero proteger esa edad mágica. Quiero darles a mis hijos, y a todos mis niños lectores, un lugar seguro donde puedan vivir su infancia. Quiero darles historias llenas de fantasía y aventura, pero también llenas de principios, como el amor, el perdón y, sobre todo, la familia. Si hay un tema transversal en toda mi obra es sin duda la unión familiar.

SPM: ¿Qué hace Carolina además de escribir?

Carolina: Mi familia es la bendición más grande que tengo en esta vida. Y qué mejor manera de agradecer a nuestro Padre Celestial por haberme dado tan grande bendición que escribiendo, espero, de esos buenos libros de los cuales Sus hijos puedan aprender. Actualmente soy maestra de la Escuela Dominical, de la clase para adultos y dirijo el Coro de mi Estaca. Dos cosas que, además de la escritura, llenan mi vida: la Enseñanza y la Música.

No cabe duda alguna que las grandes creaciones salen de grandes mentes y corazones, y es el caso de esta joven talentosa que dedica su vida a enseñar por medio de obras maravillosas, una luz para generaciones. 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.