Comunicado de Prensa

Uniendo generaciones a través de historias personales e historias de vida

Conocer la historia de nuestros antepasados es conocernos a nosotros mismos

"En todos nosotros ", escribió Alex Haley , autor de la novela popular Roots (basado en su propia historia familiar ) , "hay un hambre , ósea profundo interés, de conocer nuestro patrimonio - a saber quiénes somos y de dónde provenimos " .
Que " el hambre " está creciendo en todo el mundo . La gente está descubriendo que para comprender mejor lo que son, deben saber las historias de sus familiares que vivieron antes que ellos . Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se encuentran entre aquellos que tienen el deseo de conectarse de una manera personal con sus generaciones pasadas a través de la investigación de su historia familiar , la recopilación de historias personales escritas, la preservación de la historia oral y la grabación de entrevistas a miembros de su familia que por su avanzada edad cuentan experiencias de vida en beneficio de la posteridad.


Los mormones creen que la familia es ordenada por Dios. También creen que la familia es la unidad fundamental de la sociedad y la parte central del plan eterno de Dios para sus hijos . Esta creencia impulsa a los miembros más antiguos de la Iglesia a compartir los momentos importantes, que cambian la vida de sus hijos y nietos que , al escuchar y preservar estas experiencias , desarrollan un mayor sentido de la familia y de pertenencia. Con el conocimiento de las poderosas historias sobre adversidad que tuvieron que vivir sus antepasados ​​' , hijos y nietos mejoran sus condiciones para superar los retos difíciles de sus propias vidas.


Los Santos de los Últimos Días se centran en la historia de su familia por otra razón más - su creencia de que las familias puedan estar juntas después de esta vida . Investigan los nombres de sus antepasados y en ceremonias sagradas que se efectúan en los Templos, se unen  por las eternidades como familias.


Jóvenes mormones en todo el mundo están cada vez más involucrados en la búsqueda de historias personales y las historias de sus familiares.


"No es una coincidencia que FamilySearch y otras herramientas han salido en un momento en que los jóvenes están tan familiarizados con una amplia gama de tecnologías de la información y de comunicación ", dijo el élder David A. Bednar , miembro del Quórum de los Doce Apóstoles , uno de los órganos de gobierno de la Iglesia de más alto rango.

Ejemplos de este tipo de herramientas son el Árbol Familiar y la nueva función Recuerdos, lanzada recientemente por FamilySearch. Esta nueva función permite a los usuarios subir fácilmente las fotos familiares  y contar las historias favoritas de sus antepasados. Con las fotos, puede etiquetar los rostros y vincularlos a sus respectivos antepasados ​​en el Árbol Familiar asegurándose que sean accesibles para las generaciones futuras. Fotos e historias también pueden ser similarmente compartidas a través de Facebook, Twitter, Google+ , Pinterest y correo electrónico.

La Historia Familiar es un programa inspirador porque, literalmente, une en sentimiento a las familias. Esa poderosa necesidad de saber referente a nuestra descendencia y aprender de ella, ha hecho que miles de voluntarios en el mundo entreguen gratuitamente varias horas semanales para ayudar a otros a encontrar sus registros familiares.

Isabel de Baquerizo nos cuenta: Hace años decidí ir a visitar a mis familiares y con la ayuda de una tía encontramos a una prima abuela materna muy viejita pero con mucha lucidez. Fue maravilloso escuchar de ella sobre mi bis abuela Delia Calle Romero, una mujer alta y rubia con dos largas trenzas, vivía junto a su familia en el campo. Nació en el año 1893.

Mi bisabuelo, era un africano de piel negra, era un adinerado y exitoso líder político. Su finca estaba en la Piaña, se llamaba Gabriel Francisco Alcántara Palacios, nació aproximadamente en el año 1881. 

Gabriel Francisco viajaba mucho y fue así que conoció a Delia a la tierna edad de 13 años; se enamoraron secretamente por la diferencia de edades y  racial. Esa diferencia que en la época trajo a ellos tanta inseguridad, injusticia y sufrimiento 

Finalmente mi bisabuelo fué a la finca donde vivía su amada y se escaparon para hacer una vida juntos. Vivieron felices, tuvieron cuatro hijos, pero Delia falleció al dar a luz a la última quien fué una preciosa mulata llamada María Targelia Alcántara Calle.

María Targelia, es mi abuela, y gracias a la historía que investigué siento que una parte de es negra y que el amor va más allá de la raza o de la apariencia. De hecho he desarrollado un gran amor por la personas otras razas distintas a la mía. Cuánto aprendí con la historia de mis anepasados, A ellos mi respeto y agradecimiento.

 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.