Noticia

Campaña mormona de Donación de sangre salvará miles de vidas en Bolivia

La Segunda Campaña de donación de sangre, denominada “una gota de vida nadie la olvida”, logró duplicar los resultados de la primera, al recolectar 1.300 unidades en un evento que se realizó en todo el país y que permitirá salvar miles de vidas.

En coordinación con el Banco de Sangre, dependiente del Ministerio de Salud y Deportes, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, promovió esta jornada que aprovechó una Conferencia mundial que cada seis meses congrega a miles de miembros que acuden al evento.

Las unidades de recolección del Banco de Sangre fueron instaladas en los recintos de la Iglesia para aprovechar los recesos de la conferencia y animar a los miembros de la Iglesia de Jesucristo a prestar este servicio en beneficio de sus semejantes.

Los representantes del Banco de Sangre participaron en forma conjunta en la difusión y promoción de la campaña en reuniones especiales de la Iglesia (denominadas noches fogoneras) que se organizaron especialmente con este propósito.

En las ciudades principales del país como La Paz (sede de gobierno), El Alto, Cochabamba, Santa Cruz, Sucre, Tarija, Potosí, Oruro, Pando y Beni, la Iglesia organizó esta actividad que motivó a los miembros a donar parte de su vida que será destinada a salvar la vida de muchos enfermos.

Los representantes del Banco de Sangre explicaron que la sangre de los miembros de la Iglesia es una de las más aptas para donar por cuanto se enferman con menos frecuencia y evitan el consumo de sustancias peligrosas y dañinas como el alcohol, tabaco y drogas, como parte de sus normas de salud física y espiritual.

El Banco de Sangre agradeció el gesto de los líderes de la Iglesia que se involucraron en este acto de servicio cuya segunda versión obtuvo resultados sorprendentes respecto a las del año 2011.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.