Iglesia envía ayuda a países afectados por terremotos y huracanes

Iglesia envía ayuda a países afectados por terremotos y huracanes

Embarques con provisiones y materiales de construcción están siendo enviados ante la emergencia.

Nota de prensa

La Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días informó a través de una comunicación sobre la situación de los miembros y misioneros de la Iglesia que se encuentran en los países de la región afectados por el paso reciente de los huracanes Irma y María. En el documento, indican lo siguiente:

Actualmente, hay gran necesidad en Puerto Rico y en las islas cercanas, y todos los que han sido afectados por los huracanes Irma y María están en nuestros pensamientos y en nuestras oraciones. La Iglesia se encuentra movilizando recursos humanitarios para brindar ayuda. Esto incluye alimentos, agua y otros artículos básicos que serían enviados a las islas de la región. Otros suministros adicionales serán enviados en el futuro cercano para ayudar con la recuperación y los esfuerzos de reconstrucción.

En estos momentos, estamos enviando a Puerto Rico alimentos no perecederos procedentes del sistema de bienestar de la Iglesia. Además, hemos acordado con algunas grandes cadenas de provisiones ubicadas en la isla, comprar artículos en grandes cantidades y así brindar apoyo a los miembros de la Iglesia y a las personas de la comunidad. Se enviará un cargamento con materiales de construcción, incluyendo plafones de madera, materiales para techar, clavos, herramientas y toldos, el cual saldrá desde territorio continental de los Estados Unidos. La Iglesia también está trabajando junto a la Cruz Roja y otras agencias de ayuda para apoyar sus esfuerzos de brindar refugio a las personas desplazadas, distribuir alimentos y otros artículos básicos, así como materiales para reparar viviendas.

Acciones similares se están tomando en México, en respuesta a los daños causados por los recientes terremotos.

 

Podemos confirmar que tenemos contacto con todos nuestros misioneros y que los mismos se encuentran seguros. Sin embargo, las islas de la región, en su mayoría, se encuentran sin energía eléctrica, y hay poco abastecimiento de agua y comida. Los misioneros, quienes han estado involucrados en labores de limpieza a raíz del paso de estos fenómenos, serán transferidos desde las islas que forman parte de la Misión Puerto Rico San Juan y reasignados temporalmente a otras áreas, hasta tanto sea posible satisfacer las necesidades básicas, luego de lo cual regresarán para ayudar.

Por su parte, la presidencia del área del Caribe amplió con un comentario sobre los esfuerzos locales actuales para evaluar la situación y determinar los próximos pasos para ayudar en la recuperación de las zonas afectadas:

"Hemos estado colaborando junto a los líderes locales de la Iglesia en las zonas afectadas, a fin de evaluar la situación de nuestros miembros, de los misioneros, de los edificios de la Iglesia y de estas comunidades en general. En estos momentos, nuestro mayor interés es resguardar a las personas y evaluar la situación para identificar la mejor forma de ayudar a quienes lo necesiten, así como cooperar con los esfuerzos de las autoridades locales. A medida que evaluemos la situación, confiamos en que identificaremos maneras efectivas de brindar la ayuda necesaria."

Los líderes regionales, en conjunto con los líderes locales de cada isla afectada, seguirán definiendo cursos de acción para garantizar la integridad física de las personas afectadas y luego tomar acciones para recuperar las zonas más impactadas por estos fenómenos.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.